sábado, 15 de octubre de 2011

Capacidad de Intercambio Catiónico del Suelo

CAPACIDAD DE INTERCAMBIO CATIÓNICO


INTRODUCCIÓN

Es la capacidad que tiene el suelo de retener e intercambiar cationes. La fuerza de la carga positiva varia dependiendo del catión, permitiendo que un catión reemplace a otro en una partícula de suelo cargada negativamente.

Cationes son los nutrientes, iones y moléculas cargados positivamente. Los principales cationes en el suelo son: calcio (Ca), magnesio (Mg), potasio (K), sodio (Na), hidrógeno (H) y amonio (NH4). Las partículas de arcilla son los constituyentes del suelo cargados negativamente. Estas partículas cargadas negativamente (arcillas), retienen y liberan nutrientes cargados positivamente (cationes). Las partículas de materia orgánica también están cargadas negativamente y también atraen cationes. 

Las partículas de arena son inertes (sin carga) y no reaccionan.

Los cationes retenidos por el suelo pueden ser reemplazados por otros cationes. Esto significa que son intercambiables.  Por ejemplo, el Ca++ puede ser intercambiado por H+ y/o K+ y viceversa.  El número total de cationes intercambiables que un suelo puede retener (la cantidad permitida por su carga negativa) se denomina capacidad de intercambio catiónico o CIC.  Mientras mayor sea la CIC más cationes puede retener el suelo.  Los suelos difieren en su capacidad de retener cationes intercambiables.  La CIC depende de la cantidad y tipo de arcillas y del contenido de materia orgánica presentes en el suelo. 

Un suelo que tiene alto contenido de arcillas puede retener más cationes intercambiables que un suelo con bajo contenido de arcillas.  La CIC se incrementa también a medida que la materia orgánica se incrementa.

La CIC de un suelo se expresa en términos de miliequivalentes por 100 gramos de suelo y se escribe meq/100 g.  Los minerales arcillosos tienen una CIC que generalmente varía entre 10 y 150 meq/100 g.  La materia orgánica tiene valores que van de 200 a 400 meq/100 g.  En consecuencia, el tipo y la cantidad de arcillas y materia orgánica influencian apreciablemente la CIC de los suelos.

Los valores de CIC son bajos en los lugares donde los suelos son muy meteorizados y tienen contenidos también bajos de materia orgánica.  En los sitios donde el suelo es menos meteorizado, con niveles de materia orgánica a menudo altos, los valores de CIC pueden ser notablemente altos.  Los suelos arcillosos con una alta CIC pueden retener una gran cantidad de cationes y prevenir la pérdida potencial por lixiviación (percolación).  Los suelos arenosos, con baja CIC retienen cantidades más pequeñas de cationes.  Esto hace que la época y las dosis de aplicación sean importantes consideraciones al planificar un programa de fertilización.  Por ejemplo, no es muy aconsejable aplicar K en suelos muy arenosos en medio de la estación lluviosa cuando las precipitaciones pueden ser altas e intensas.  Las aplicaciones de K se deben fraccionar (dividir) para prevenir pérdidas de lixiviación y erosión, especialmente en los trópicos húmedos.  También es importante el fraccionar las aplicaciones de N para poder reducir notablemente las pérdidas por lixiviación y al mismo tiempo entregar este nutriente a las plantas en las épocas de mayor  demanda.  

OBJETIVO

El objetivo de la siguiente práctica es determinar, por un método adecuado, la capacidad de intercambio catiónico del suelo problema y compararlo con un suelo de características conocidas.

REVISIÓN LITERARIA

Capacidad de intercambio:

Es la propiedad química del suelo que describe y mide los procesos de:

- Adsorción de cationes por la micela (complejo arcillo - húmedo) desde la solución suelo.
- Deserción o liberación de cationes desde la micela hasta la solución suelo.
- Equilibrio entre estos dos procesos.

La capacidad de Intercambio Catiónico (CIC) se expresa en miliequivalentes (meq) por cada 100 gr de suelo correspondiendo un meq. Al peso de 1mg. De hidrógeno. Así un suelo con una CIC de 15 meq/100gr. De suelo, indica que puede retener 15 mg de H o el peso equivalente de otro catión cada 100 gr. De suelo. Conviene determinar esta palabra equivalente; indica que otros iones también pueden ser expresados en términos de miliequivalente. Por ejemplo, consideremos al calcio (Ca), este elemento tiene un peso atómico de 40gr. en comparación del H que tiene sólo 1gr. Cada ión de Ca tiene 2 cargas y así es equivalente a 2 H.

De esta manera, la cantidad de calcio requerido para desplaza1mg. De H es 20mg. Este es el peso de un miliequivalente de Ca.

Si 100gr. De una arcilla dad son capaces de adsorber un total de 250mg. De Ca, la capacidad de adsorción de cationes es:

Micela: 

Denominada también complejo arcillo – húmico, son los coloides orgánicos (humus) e inorgánicos (arcillas e hidróxidos), que constituyen el complejo de cambio. Se le considera como un anión, cuyas superficies se encuentran cargadas negativamente.

En el siguiente cuadro se presentan valores de la Capacidad de Intercambio Catiónico de algunos tipos de arcillas y del humus.

Catión de Cambio:

Es aquel catión que está adsorbido por la Micela, y que puede intercambiarse con los cationes de la Solución Suelo, sin que la Micela se descomponga o lo haga sólo en pequeña escala.

Los cationes de cambio se hallan adsorbidos con diferente grado de energía. La fuerza de adsorción se halla en función del tamaño del catión, de su cantidad, de su valencia y de su grado de hidratación entre otros. Una probable secuencia de fuerza de adsorción de los cationes por la Micela sería la siguiente:

H>Microelementos>Ca>Mg>NH4>K>Na
Microelementos: Zn, Mn, Fe, Cu

Los cationes intercambiables predominantes en Suelos Neutros y alcalinos con el Ca, Mg, K y Na a los cuales se les denominan Bases Cambiables.

En suelos ácidos las posiciones de intercambio son ocupadas parcialmente por el Al y el H, lo cual hace variar significativamente las características del Complejo de Cambio y del suelo en su integridad.

Anión de Cambio:

Algunos suelos se caracterizan por retener no solamente cationes sino también aniones. Generalmente en los suelos con pH ácido el complejo Arcillo – húmico exhibe cargas positivas, las cuales originan procesos de Intercambio Aniónico.

Teorías del intercambio iónico

Existen tres teorías que tratan de explicar el porqué de este proceso.

- Red cristalina. Considera las partículas de los minerales como sólidos iónicos. Los iones de los bordes están débilmente retenidos por lo que pueden abandonar la estructura y pueden cambiarse con los de la solución del suelo.

- Doble capa eléctrica. Considera el contacto entre el sólido y la fase líquida como un condensador plano. Entre el metal (el sólido) y el electrólito (la disolución) existe una diferencia de potencial que atrae a los iones de la solución del suelo. 

Se forma una doble capa eléctrica formada por los iones del sólido y los atraídos en la solución.

- Membrana semipermeable. La interfase sólido-líquido actúa como una membrana semipermeable que deja pasar los iones de la solución y a los de la superficie de las partículas pero no a los del interior de los materiales.

Básicamente las tres teorías son compatibles y simplemente se trata de enfoques distintos:

- Iones débilmente retenidos para la teoría cristalina.

- Desequilibrios eléctricos para la teoría de la doble capa eléctrica.

- Diferentes concentraciones para la teoría de la membrana semipermeable.

Origen de las propiedades de Intercambio Catiónico:

Toda la materia coloidal de un Suelo, es una mezcla de muy diversas clases de coloides. El Núcleo arcilloso cristalino es muy estable bajo condiciones ordinarias, y sobretodo es activo respecto al cambio catiónico. Las micelas orgánicas amorfas, por otro lado, son susceptibles de ser atacadas por los microorganismos de ahí que tengan una doble actividad: el cambio catiónico y una marcada liberación de energía. Las principales fuentes de Intercambio catiónico y/o de Intercambio aniónico son:

a.- Sustitución Iónica en los minerales arcillosos (Carga negativa neta).

- Bordes de los cristales expuestos: En este caso, en las superficies o caras externas de los minerales, como la caolinita, tienen expuestos grupos oxidrilos que actúan como lugares de cambio. El H de estos radicales OH se separa ligeramente y la superficie coloidal de la izquierda queda con una carga negativa, llevada por el O. La situación puede ser representada así:

Sustitución iónica

Un segundo origen de cargas negativas superficiales aportadas por los cristales de arcilla, es la sustitución de un átomo por otro dentro de la red cristalina.


Por ejemplo, en algunos minerales del tipo 2:1 (Montmorillonita), los átomos de Mg sustituyen a otros de Al en la lámina de alúmina. Esto puede representarse como sigue:

De forma similar, en minerales tales como la bleidelita e ilita. La sustitución del átomo tetravalente, por ejemplo, el Si por otro trivalente, como el Al, deja una valencia negativa sin saturar. Ello puede representarse como sigue:

Importancia de la capacidad de cambio

- Controla la disponibilidad de nutrientes para las plantas: K+, Mg++, Ca++, entre otros.

- Interviene en los procesos de floculación - dispersión de arcilla y por consiguiente en el desarrollo de la estructura y estabilidad de los agregados.

- Determina el papel del suelo como depurador natural al permitir la retención de elementos contaminantes incorporados al suelo.

Variabilidades en la determinación del CIC:

Según Rhoades, la Capacidad de Intercambio Catiónico de los suelos y la cantidad de cationes cambiables son dependientes del método utilizado para su determinación. Así, es obvio que la CIC no es una propiedad del suelo independiente de las condiciones bajo las cuales se mide, por lo cual, se obtendrán resultados diferentes con métodos diferentes. 

Idealmente, el método a utilizar es uno que pueda medir la capacidad de los suelos de adsorber cationes de una solución acuosa con el mismo pH, fuerza iónica, constante dieléctrica y composición como la que presentan los suelos en el campo, debido a que la CIC varía (sobre todo en suelos tropicales) con estos parámetros. 

La CIC de los suelos es dependiente del método utilizado para su determinación. 

Por consiguiente, se han propuesto numerosos extractantes y metodologías para su determinación, teniendo todos ellos muchos problemas asociados con las diversas propiedades químicas del suelo. Por esta razón, las determinaciones de la CIC, generalmente están basadas en soluciones y condiciones de referencia, puesto que deben regularizarse para obtener datos y valores de significancia, los cuales puedan ser aplicados e interpretados de manera coherente. 

Los factores que influyen en los procesos de intercambio catiónico son: 

a.- Composición de la solución externa:

Esto va de acuerdo a la valencia y al radio de hidratación de los cationes presentes en la solución intermicelar. Bajo condiciones experimentales se ha encontrado que la fuerza de adsorción de cationes trivalentes (Al, Mn, Fe), resulta mayor que la de los divalentes y los monovalentes. Esto se explica considerando las leyes de Donnan en que los iones divalentes se encuentran en la fórmula del intercambio catiónico bajo su raíz cuadrada y los trivalentes bajo su raíz cúbica. 

b.- Concentración de la solución intermicelar:

La influencia de la concentración externa es tal, que al aumentar su concentración crece la cantidad de cationes adsorbidos y que cuanto más se diluye, mayor es la proporción de los cationes divalentes adsorbidos. 

c.- Selectividad del complejo de cambio:

Es la preferencia que un cambiador puede mostrar por determinados cationes. Se han encontrado así, las siguientes secuencias de selectividad. 

Ilita Al > K > Ca > Mg > Na 

Caolinita Ca >Mg>K > Al > Na 

Montmorillonita Ca > Mg > H > K > Na 

Materia orgánica Mn > Ba >Ca > Mg >NH4 > k > Na 

d.- Reacción del suelo:

Esta produce un efecto múltiple sobre los procesos de intercambio catiónico. Además de determinar las características de las cargas (positivas o negativas) que se presentan en el complejo coloidal de cambio anfótero, determina la cantidad de cargas denominadas dependientes del pH. A mayor pH aumenta el número de cargas negativas. 

La distribución de las bases cambiables y del Al y Mn depende también del pH. A mayor acidez, mayor es la participación de Al y Mn dentro del complejo de cambio y menor la participación de las bases (Ca, Mg, K, Na). 

Determinación de la CIC 

La CIC se determina a partir de la cantidad adsorbida de un catión índice, al hacer atravesar una solución que contenga dicho catión a través de una muestra de suelo. Los métodos más utilizados, generalmente emplean como catión índice el NH4+, K+, Na+ ó Ba++, utilizando soluciones tamponadas. 

Los métodos rutinarios de determinación de la CIC se hacen utilizando: a) Cloruro de Bario Trietanolamina a pH 8,2 (BaCl2-TEA); b) Acetato de Amonio 1 N (AA) a pH 7; c) Por sumatoria de los cationes extraídos al pH en que el suelo se encuentra en campo, para lo cual se utiliza Cloruro de Potasio, esta determinación ha sido denominada CIC efectiva (CICE). 

Problemas en la determinación de la CIC

El Acetato de Amonio pH 7, presenta varias dificultades debido a que el NH4-, puede formar complejos de superficie de esfera interna con las arcillas 2:1, lo cual ocasiona imprecisión en los resultados. En segundo lugar, incrementa la carga variable de los suelos ácidos y por tanto aumenta su CIC. Por otro lado, en los suelos con presencia de carbonatos, disuelve estos con lo cual, se sobrestiman los valores de las bases cambiables. El Acetato de sodio a pH 8,2 también presenta estos inconvenientes. 

En suelos ácidos, al utilizar soluciones no tamponadas, por ejemplo Cloruro de Potasio 1N, o el Cloruro de Amonio, la CIC obtenida tiene un valor comparativamente menor que el que se obtiene con soluciones tamponadas a pH superior al del suelo (2). A la determinación de la CIC mediante la sumatoria de cationes extraídos con KCl se le ha denominado CIC efectiva o CICE  (2). 

De lo reportado por la literatura se desprende que la determinación de la CIC real para condiciones de campo, es compleja y existen ventajas y desventajas en cada método empleado. 

MATERIALES Y REACTIVOS

•  Acetato de Amonio 1N, pH 7.0
•  Alcohol etílico
•  Ácido clorhídrico 0.1N
•  Hidróxido de sodio 0.1
•  Pipeta graduada de 25 ml
•  Buretas de 25 ml
•  Embudos de tallo largo
•  Papel filtro
•  Balanza

PROCEDIMIENTO

1. Pesar exactamente 5g de suelo y colocarlos sobre un embudo con papel filtro ligeramente humedecido.

2. Lavar con acetato de amonio N pH7.0 el suelo, agregando pequeñas porciones hasta completar 100ml. Recibir el filtrado y guardarlo para determinar los cationes cambiables.

3. Lavar el suelo con 25 ml de alcohol etílico para eliminar el exceso de amonio. Comprobar la total eliminación adicionando a este filtrado una gota del reactivo de Nessler.

4. El papel filtro con el suelo después de haber eliminado el exceso de amonio se coloca en un balón de destilación.

5. Se realiza la destilación recibiendo el amoniaco en un exceso de HCl 0.1N.

6. Terminada la destilación, titular el exceso de HCl 0.1N con NaOH 0.1N ante la presencia del indicador rojo de metilo.

CÁLCULOS

Datos:

Peso suelo: 5g

Vol. HCL 0.1 N :  25 ml.

Gasto NAOH 0.1 N : 19 ml.

El NaOH 0.1 N  que no ha reaccionado con el NH4+  desprendido en la destilación. Por diferencia se obtiene la cantidad de amonio presente en la muestra de suelo.

Se han utilizado 25 ml de HCL 0.1 N  y 19 ml de  NaOH  0.1N 

Diferencia de 25-19 = 6 ml de HCL que han reaccionado con el  NH4+

Para averiguar la cantidad de miliequivalentes (me) de amonio presente en la muestra de suelo, se multiplica el volumen, 6 ml, por la normalidad 0.1 N. El resultado son me de amonio en la muestra. Luego:

  meq  NH4+  =  6 ml x 0.1 N

  meq  NH4+  =  0.6

Estos meq son en 5g. De suelo. Se debe relacionar a 100g de suelo.

0.6 me NH4+ ------------------  5g. de suelos.

X        ------------------  100g de suelo
X     =     0.6 x 100
  5

X     =     12 meq de  NH4+ /  100g  de  suelo.

El resultado indica 12 meq de NH4+  en 100g de suelo. En esta cantidad  de NH4+  es igual a la cantidad de cationes que el suelo puede  adsorber y  por lo tanto, también, indica su capacidad de intercambio de cationes.

CUESTIONARIO

1.- Explique brevemente las fuentes de carga eléctrica en el suelo.

El origen de las cargas en el suelo, como antes se explicó, se debe a:

- Sustitución iónica en los minerales arcillosos (Cargas negativas). Se puede dar dos casos: por bordes de los cristales expuestos, es decir las superficies externas de los minerales tienen expuestos grupos oxidrilos que actúan como lugares de cambio. El H de estos radicales OH se separan ligeramente y la superficie coloidal de la izquierda queda con una carga negativa, llevada por el O. El segundo origen de cargas negativas es la sustitución de un átomo por otro dentro de la red cristalina.

- Los óxidos e hidróxidos de Si, Fe y Al (Cargas negativas).

- La materia orgánica (Cargas negativas).

2.- ¿Qué es sustitución isomórfica y como influye en la capacidad de intercambio catiónico del suelo?

La sustitución isomórfica se trata del desplazamiento de sílice por un elemento de un diámetro ligeramente superior (aluminio) al momento de la formación del tetraedro.

La sustitución isomórfica influye en la capacidad de intercambio catiónico mediante la formación de cargas y como la sustitución isomórfica no es afectada por el PH, como en la ionización, entonces se dice que la SI provee cargas permanentes por lo tanto es mas estable.

3.- Defina y explique la carga dependiente del pH

En cierto tipo de suelos, si se determina la carga superficial a distintos valores de pH, midiendo la adsorción de un catión y de un anión determinados, generalmente Na+ y C1-, se encuentra que al pasar de pH ácido a alcalino la adsorción del anión tiende a cero mientras que la del catión aumenta a medida que el pH se hace más alcalino.

La carga positiva desarrollada a pH bajo (ácido) y el exceso de carga negativa desarrollada a pH alto (alcalino) se llama carga dependiente del pH.

Normalmente los suelos que presentan carga dependiente del pH, también presentan carga dependiente de la concentración de electrolito y por ello se habla de carga dependiente del pH y de la concentración de electrolito.

La carga dependiente del pH se origina por ganancia o pérdida de H+ de los grupos funcionales sobre las superficies de los sólidos del suelo. Los grupos funcionales incluyen hidróxidos [-OH) carboxilos [-COOH) fenoles [-C6H40H) y aminas [-NH2). La carga que se desarrolla a partir de estos grupos funcionales depende principalmente del pH de la solución, el cual regula el grado de protonación o desprotonación del grupo funcional. Entre los sólidos del suelo capaces de generar carga dependiente del pH están los silicatos laminares, los óxidos e hidróxidos, el alofán y la materia orgánica.

La pérdida o ganancia de iones H+ puede ocurrir por: ionización de los grupos silanol y aluminol, desprotonación o protonación de las superficies de los óxidos e hidróxidos de Fe y Al, la presencia de alofán, imogolita y para-alofán, y por la desprotonación de grupos orgánicos.

La carga total del suelo es la suma algebraica de sus cargas positivas y negativas. La contribución relativa de la carga permanente y de la carga dependiente del pH depende de la composición del coloide y del ambiente iánico en el cual se formó el suelo.

La caolinita tiene carga dependiente del pH en los bordes cristalinos, la que se generaría por protonación o desprotonación de los grupos aluminol (-AlOH) y silanol (-SiOH) superficiales. Para caracterizar la acidez de dichos grupos, Jackson citado por Bohn et al (1979), asignó valores de pKa de 5,0 al grupo Al (OH2), de 7,0 al grupo (A1-OH-Si)+0,5, y 9,5 al grupo SiOH. 

Dado el alto valor del pKa de los grupos SiOH, las variaciones en la carga dependiente del pH en los silicatos laminares están más asociados con la protonación y desprotonación reversibles de los grupos AlOH expuestos.

Los ácidos débiles están disociados en un 50% cuando el pH del medio es igual a sus pKa. Así, en el caso del grupo silanol con un pKa de 9,5, estaría disociado en un 50 % a pH 9,5; por lo tanto, su contribución a la carga negativa del suelo es mínima dentro del rango de pH normal en los suelos agrícolas.

Los iones hidroxilo expuestos sobre las superficies planares de los minerales también se caracterizan por los altos valores de PKa y contribuyen a la carga dependiente del pH solamente a pH muy alto.

La contribución de los grupos OH de los bordes a la carga dependiente del pH se relaciona tanto con la acidez de los grupos de los bordes como con el área superficial de los bordes. En los minerales tipo 2:1, tales como la montmorillonita, los grupos funcionales son débilmente acídicos y se disocian solamente a pH alto. Además, la cantidad de superficie en los bordes de los minerales 2:1 es pequeña respecto de la superficie basal (planar). Las dimensiones de las partículas en el plano horizontal (a-b) son 10 a 20 veces mayores que las dimensiones en el plano vertical (c). Por otro lado, la caolinita tiende a apilarse en la dirección c, aumentando el área relativa de los bordes en relación con el área planar basal. Por lo tanto, la carga dependiente del pH es más importante para la caolinita que para las smectitas o vermiculitas. Como regla sólo un 5 a 10% de la carga negativa sobre los silicatos laminares es dependiente del pH, mientras que un 50% o más de la carga desarrollada en las arcillas y minerales 1:1 pueden ser dependientes del pH.

Los suelos altamente meteorizados, ricos en óxidos e hidróxidos de hierro y aluminio, tienen cargas dependientes del pH. 

Estos materiales están como recubrimientos y entre las láminas de las arcillas minerales cristalinas. Al exponerse a la humedad sus superficies se hidroxilan. Las cargas se desarrollan sobre estas superficies hidroxiladas ya sea por disociación anfotérica de los grupos hidroxilo superficiales o por adsorción de iones H+ u OH-.

4.- ¿En que suelos ocurre el intercambio aniónico? ¿Bajo qué condiciones? 

En el fenómeno de intercambio, existen fuerzas electroestáticas, como de adsorción. Las cargas para los cambios de aniones se originan por la adición  de protones a la superficie de grupos del tipo de (Al,Fe)-OH.

El fenómeno se ilustra mediante la siguiente  reacción, en suelos  ácidos altamente meteorizados:

(Al,Fe)  -  OH-  +  H+      +  Protonado    =     (Al,Fe)OH2    +   Anión
Superficie           Proton                     Superficie
neutra Protonado
Cargada
Positivamente

Los hidroxilos toman átomos de hidrógeno (protones) o son protonados. Los aniones retenidos son intercambiables. Para  la existencia de estas cargas, el suelo debe ser fuertemente ácido en el caso de minerales cristalinos; en suelos con alto contenido de alofan, sesquioxidos  la adsorción se vuelve importante, aún en valores menos ácidos. Suelos con coloides cargados positivamente, adsorben aniones como nitratos y cloruros mientras que el calcio, magnesio y el potasio son  susceptibles para el lavaje.

5.- Una muestra de 50 gr de suelo se satura con 0.15 gr de Ca ¿Cuál es la CIC del suelo?



La CIC del suelo es 15 meq.

6.- Se tiene dos suelos de textura semejante, uno proveniente de costa y otro de selva. ¿Esperaría usted que presentara CIC diferente? ¿Por qué?

No, la textura solo me da una idea de la cantidad de arena, limo y arcilla que tiene el suelo en estudio, pero no me dice que clase de arcilla poseedor eso no puedo considerar que suelo de costa y selva de texturas semejantes tengan igual CIC.

El CIC  de la costa es mayor por las bajas precipitaciones y porque la sustitución isomórfica tiene mas tiempo de sobrevivencia en esta zona. En cambio en la selva se da todo lo contrario, estos suelos presentan un CIC  muy bajo. Por las altas precipitaciones estos suelos están en constante lavaje y los nutrientes como k, Mg, Ca etc son susceptibles a este lavaje se pierden en capas inferiores  (material eluviado). 

7. Complete el siguiente cuadro:


8.- En el análisis de suelo del valle de Pativilca se obtiene  una  CIC de 13.8 meq/100g  ocupados por: Ca = 12.0,  Mg = 1.3, K = 0.24 y Na = 0.2 meq/100g  respectivamente. Exprésese estos cationes cambiables en Kg/Ha del elemento. Peso Ha = 2000 TM



CONCLUSIONES

1.- El método usado en  esta práctica es uno de los más efectivos en la determinación del CIC de un suelo.

2.- Por los datos obtenidos podemos (12 meq) podemos decir que nuestro suelo puede absorber 12meq de cualquier catión.

3.- De lo reportado por la literatura se desprende que la determinación de la CIC real para condiciones de campo, es compleja y existen ventajas y desventajas en cada método empleado.  

4.- La muestra de suelo utilizado presenta textura arcillosa, y por el meq se podría decir que representa a una hayllosita o una clorita, pero siempre pueden haber imprecisiones en la determinación.

DISCUSIONES

1.- El método usado puede que sea confiable pero existen factores que disminuyen la precisión del mismo. Presenta varias dificultades debido a que el NH4- puede formar complejos de superficie de esfera interna con las arcillas 2:1, a su vez incrementa la carga variable de los suelos ácidos y por tanto aumenta su CIC. Así que los datos obtenidos se aproximan a la realidad del campo mas no es exacta.

2.- La textura no puede determinar la cantidad en meq de cationes que un suelo tiene, este dato nos lo determina el CIC. El CIC depende de los factores de formación, así que si comparamos suelos de la costa o de la selva con texturas iguales no necesariamente el CIC debe ser diferente, lo que determina que los suelos de la costa y de la selva tengan diferentes CIC son las precipitaciones que son bajas en la costa, y por esto el CIC es mayor que el de la selva, estos suelos de la selva son ácidos de bajo potencial nutricional, es decir, el CIC es bajo.

BIBLIOGRAFÍA

1. Estrada, J. Manual de Laboratorio de Edafología.

2. Revista de la Facultad de agronomía. “Comparación de la CIC en los suelos utilizando Acetato de Amonio de Sodio y Cloruro de Amonio”. O Rodríguez y A. Rodríguez. Caracas. Venezuela. 20042. Vol 19. #4

3. http://www.agropecstar.com/portal/doctos/Conceptos%20de%20produccion.htm

4. Rhoades, J. 1982. Catión Exchange Capacity. In: Methods of Soil Analysis. Part. 2. Agronomy Monograph Nº 9, (2nd. Edition). U.S. Salinity Lab. USDA- ARS, Riverside, C.A. 92501.

5. http://www2.bvs.org.ve/

6. http://edafologia.ugr.es/

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites