sábado, 15 de octubre de 2011

GERMINACIÓN EN CAMAS DE ALMÁCIGO EN VIVERO

GERMINACIÓN EN CAMAS DE ALMÁCIGO EN VIVERO


INTRODUCCIÓN

La germinación de las semillas es una de las etapas mas delicadas que tiene la planta, debido a que necesita las condiciones necesarias para romper su estado de dormancia, ya sea por quiescencia o dormancia, y es por esto que se utilizan las camas de almacigo, en las cuales se da las condiciones necesarias para asegurar la germinación de las semillas, el desarrollo y el establecimiento temporal de la plántula.

En estos ciclos es donde se pierden la mayor cantidad de individuos cuando se realizan siembra directa a algún terreno o también por regeneración natural,  debido a que las semillas y plántulas son devoradas por insectos, aves, mamíferos y otros; así mismo las plantas dejan de crecer por falta de agua, luz, temperaturas desfavorables e incluso falta de nutrientes en su desarrollo.

Mediante la germinación y el establecimiento de la plántula en una cama de almácigos nos brinda la oportunidad de controlar las condiciones de ingreso de luz y humedad, así obteniendo un mayor numero de plantas con respecto a lo que se obtendría mediante germinación en un medio cualquiera y nos permite la selección de los mejores individuos al momento de repique.

OBJETIVOS

• Conocer la estructura, el manejo y la importancia de una cama de almácigos.

• Aprender a sembrar con tres técnicas diferentes según el tamaño y la cubierta de la semilla.

• Analizar el porcentaje de germinación de nuestras especies arbóreas en las camas de almácigo.

REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA

La siembra en cama de almácigos se denomina propagación a raíz desnuda, debido a que el sistema radicular  se desarrollara en el sustrato de la cama de almacigo.

Esta propagación luego una vez que la semilla haya germinado y se haya establecido, se efectuara una operación de repique la cual consiste en el cambio de establecimiento de la plántula, este repique se puede efectuar en otra cama que se denominara cama de repique, la cual no será su establecimiento temporal, o en caso adverso se podría establecer en una plantación o algún terreno destinado y ya vendría a ser el establecimiento permanente de la planta.

DATOS DE LAS ESPECIES A EVALUAR

FAMILIA: Caesalpiniaceae 
NOMBRE COMÚN: Espino de Jerusalén, parkinsonia. 
NOMBRE CIENTÍFICO O LATINO: Parkinsonia aculeata
ETIMOLOGÍA: Dedicada a John Parkinson, botánico inglés del siglo XVI-XVII. Aculeata, proviene del latín, y significa espinoso, debido a las espinas que posee. 


Cultivo y usos: Se multiplica por semillas. Especie bastante resistente al frío si no es excesivo. Tiene crecimiento rápido y no es nada exigente en suelos. Debe ser formada en vivero correctamente pues de lo contrario crecerá de forma algo retorcida. 

Es peligroso plantarlo en zonas de paso de personas salvo que se le corten las ramas más bajas con periodicidad, debido a las numerosas espinas que posee. Es aconsejado utilizarlo de manera aislada donde pueda mostrar toda su belleza en floración.

FAMILIA: Meliácea. 
NOMBRE COMÚN: Melia, mirabobo, cinamomo. 
NOMBRE CIENTÍFICO O LATINO: Melia azedarach
ETIMOLOGÍA: Melia, nombre griego de un árbol de hojas muy parecidas. Azederach,    proviene del nombre persa del árbol. 



Hábitat y cultivo 
M. azedarach es originaria del pie de los Himalayas, donde crece hasta los 3000 msnm. Cultivada en varias regiones de Asia ya para la época de Linneo, que anotó hábitat in Syria en el Species Plantarum, se ha naturalizado en zonas cálidas y templadas 

de todo el mundo. Se lo aprecia en jardinería por lo aromático y abundante de las flores, y por su sombra. 
Tolera heladas ligeras a condición de contar con un verano cálido; se adapta a la sequía, a los suelos ácidos o alcalinos y a la salinidad, aunque tolera mal el viento por la fragilidad del ramaje. Es marcadamente fotófilo. Crece con rapidez, y se produce con facilidad de semilla o esqueje. 

FAMILIA: Bignoniácea 
NOMBRE COMÚN: Roble amarillo 
NOMBRE CIENTÍFICO O LATINO: Tecoma stans
ETIMOLOGÍA: Tecoma, abreviación de su nombre vernáculo tecomaxochitl. Stans, del   latín = erecto, probablemente por sus inflorescencias.



Cultivo y usos: Se multiplica por semillas fácilmente. Arbolito de fácil cultivo que requiere climas suaves y exposición soleada, floreciendo abundantemente. En jardinería se suele ver más como arbusto que como arbolito. La madera de esta planta tiene algunas aplicaciones locales. La infusión de la raíz se utiliza en medicina popular como diurético, tónico y vermífugo.

Cama de almácigo 
La cama de almacigo es el lugar en donde se van a sembrar las semillas, por lo cual debe poseer un sustrato  cómodo para la germinación y posterior retiro de estas para el repique.
Su tamaño se encuentra afectado con respecto del brazo del ser humano ya que las actividades que se realizan son manuales, por lo general su ancho es de un metro mientras que su largo es indiferente y esta mas en relación con respecto a las plantas a producir.

Preparación de la cama

Para la preparación de la cama se recomienda mezclar en la misma proporción tierra, arena y estiércol bien descompuesto, del cual se agrega una capa de 10 centímetros de espesor, según Guía para la asistencia Técnica Agrícola de Nayari, Chile; pero según otra fuente PNUMA indica que  el sustrato debe ser 6cm. de grevilla o material grueso, por encima de este 10 cm. de tierra sin cernir, y por ultimo 10-20 cm, de sustrato muy fino, esta profundidad estará en relación a la semilla con la cual se trabaje; todo este sustrato es con el objetivo de conseguir un buen drenaje y que posea propiedades friables, ya que a la hora de realizar el repique, el sistema radicular no se vea afectado al momento de esta operación.

Cobertura de la cama

Se pueden apreciar distintos tipos de coberturas con la denominación de tinglado, desde mallas industriales hasta materiales propios de las zonas en las que se elaborarían estas actividades, como por ejemplo: carrizo, esteras, ramas secas, pastos, sacos de polietileno u otro material.

El objetivo de esta cobertura es la conservación del agua en el suelo, es decir reducir el ingreso de luz, para que el suelo no evapore y tampoco que las plántulas transpiren.

Cuidados durante la germinación y el crecimiento inicial de las plántulas 

Después de la siembra y el trasplante se presenta un periodo crítico en el vivero durante el cual las semillas y las plántulas son vulnerables a los factores del ambiente y a los diversos depredadores y patógenos. Por ello deben extremarse los cuidados en los semilleros, camas y envases de crecimiento, pues de lo contrario se presentan pérdidas cuantiosas en este periodo. Por ejemplo, si las condiciones no son las apropiadas para la germinación de las semillas y a éstas no se les brindan los cuidados necesarios, puede ser que no germinen o que sean atacadas por depredadores y enfermedades, que continúan siendo un problema aun después de que las plántulas han emergido. Asimismo, la presencia de malas hierbas puede afectar su ritmo de crecimiento, y hasta provocar su muerte, al competir con ellas por agua, luz y nutrientes. 

Para disminuir los riesgos en la producción se debe cuidar el riego, el deshierbe, la aparición de plagas y enfermedades y se debe seleccionar que la talla de las plantas producidas sea la adecuada. 

Riego 

El riego es muy importante debido a que la pérdida excesiva de humedad del suelo ocasiona que las semillas se sequen y se pierdan los beneficios obtenidos con el tratamiento pregerminativo, ya que la germinación se reduce considerablemente. 

También hay que cuidar la presión del agua, pues si es mucha o cae directamente sobre las semillas puede ocasionar que se desentierren y queden expuestas, lo que provocaría su desecación. Por otra parte, el exceso de humedad promueve el decaimiento de la germinación por la incidencia del mal del semillero o chupadera (damping-off) y por otros agentes patógenos. 

Es importante recalcar que los riegos no deben aplicarse en las horas de mayor incidencia de calor, porque esto aumenta considerablemente la evapotranspiración y provoca lesiones en las plántulas e incluso su muerte. 
Aunque las temperaturas del suelo consideradas como críticas varían según la edad y la especie, está comprobado que el dañoocurre con más frecuencia en plantas jóvenes. Cuando se presentan temperaturas críticas en el vivero, la intensidad y la frecuencia adecuada de los riegos son variables y depende parcialmente del tipo de suelo. El sombreo evita una excesiva insolación, pero cuando las temperaturas superficiales del suelo excedan los 30°C una adecuada aplicación del riego regula la temperatura. 



Deshierbe 

El deshierbe manual o mecánico evita problemas de competencia por luz, agua y nutrientes, por lo que además de eliminar las malas hierbas es importante tener cuidado con el número de plántulas que emergen de las bolsas en las que se sembraron dos o tres semillas, en cuyo caso se sugiere que solamente se mantenga la planta más vigorosa y se eliminen las restantes. El deshierbe con herbicidas trae consigo riesgos tanto para el cultivo como para el ambiente, por lo que debe hacerse con mucha precaución. 

Plagas y enfermedades 

Una de las enfermedades más importantes es el "mal del semillero" o “chupadera”; y el método que más se utiliza para eliminar el hongo que lo produce es la fumigación, Una opción para evitar el uso de fungicidas es cubrir las semillas con una capa de arena de 5 cm de espesor, que favorece la reducción de la humedad alrededor de la semilla e incrementa la temperatura en la superficie del suelo. 

Debido a que el "mal del semillero" es un problema constante en los viveros se recomienda efectuar revisiones continuas en el cultivo, con el propósito de detectar oportunamente su presencia o la de alguna otra enfermedad. De esta manera se puede prescribir y aplicar inmediatamente el tratamiento adecuado y evitar la pérdida significativa de plantas. 

Cama de repique

Lugar donde las plantas permanecen después de salir de las camas de almácigo, hasta tener el tamaño adecuado para ser plantadas en el terreno definitivo. 

Trasplante o repique

El objeto del trasplante es disminuir la competencia que existe en la siembra; aumentar el espacio vital entre las plantas jóvenes; desarrollar el sistema radicular (particularmente las raicillas más finas), una vez que la raíz principal se ha formado después de la germinación; favorecer el acceso a los elementos nutritivos; formar muchas ramificaciones radiculares, pues el crecimiento en altura está disminuido, y posibilitar el transporte y acomodamiento en su lugar. 

El trasplante se efectúa rápidamente después de la germinación, en cuanto se desarrollan algunas hojas o agujas. Desde cualquier punto de vista es preferible realizarlo prematuramente, pues así se garantiza una buena recuperación y se elimina la posibilidad de la detención pasajera del crecimiento (crisis del trasplante); también ayuda a colocar verticalmente a la joven raíz en la tierra sin encorvarla y sin que se dañen las raicillas. 

Las plántulas se trasplantan a camas o envases dos o tres semanas después de la germinación, aunque el tiempo puede variar hasta cinco semanas, dependiendo de la especie. Como regla general, esto se debe realizar cuando la plántula se está desarrollando a expensas de los cotiledones u hojas cotiledonarias y las raicillas laterales no se han desarrollado, pues una vez que aparecen las hojas verdaderas y raíces laterales el trasplante puede resultar perjudicial para ellas. 

Se ejecuta luego de haber aislado del agua un promedio de 3 días a las plántulas, germinadas, después son extraídas de la cama de almacigo y seleccionadas, luego las seleccionadas son llevadas a la cama de repique, esta debe haber sido inundada con un par de días de anterioridad. Esta actividad es sumamente estresante para la plántula, es por eso que se recomienda hacer la actividad en un día de poco influencia solar y temperaturas bajas a normales.

Mediante el siguiente esquema se explica las distintas operaciones  que se ejecutan para el establecimiento permanente de una planta desde semilla.



MATERIALES

• Semillas de 3 especies
• Nivelador (varilla de madera)
• Cama de almacigo
• Arena
• Agua
• Vara para hacer los hoyos y surcos.
• Regadera

METODOLOGÍA

I. Del lote que se recolecto con anterioridad, se peso este en el laboratorio y se llevo al vivero.

II.En vivero:

a. Nivelación de la cama de almácigos: Se niveló la cama de 1m x 3m para evitar la acumulación de agua y asi contribuir a la mejor distribución de esta; se dividió en tres partes de 1 m2 para cada especie. La cama de almácigos fue proporcionada, y esta era en gran porcentaje de arena.

b. Humedecimiento previo a la siembra: Se utilizo una regadera, haciendo un riego parejo y que el inicio y el final del chorro no golpee a la cama de almácigos, el chorro se realiza de manera pendular y con distribución uniforme.

c. Siembra: Se sembraron tres especies en la cama de almacigo, cada una en el m2 destinado. 
Las especies que utilizamos fueron: Parkinsonia aculeata, Melia azederach y Tecoma stans.

1.- En el caso de la Tecoma stans la siembra se hizo al voleo cubriendo toda la superficie. A continuación se cubrieron las semillas con una capa de arena del doble del espesor de la semilla. 

2.- Para la Melia azederach la siembra se hizo por golpe. Se hicieron hoyos cuya profundidad era del doble del espesor de la semilla, sembrando una semilla por golpe.

Se hicieron 400 hoyos en el m2 destinado, es decir 20 hoyos a lo ancho x 20 hoyos a lo largo. Los hoyos fueron cubiertos con arena.

3.- Para la especie Tecoma stans la siembra se hizo por surcos. Se hicieron 40 surcos con una vara delgada con una profundidad del doble del espesor de la semilla, con un distanciamiento entre líneas de 3 cm, un promedio del ancho de 2 dedos La distancia entre semilla y semilla fue aproximadamente de  1 cm. El número de semillas por hilera fue aproximadamente de 50. Las líneas fueron cubiertas con arena.

d. Humedecimiento post siembra. Luego de cubrir las semillas con arena seca, esta era humedecida naturalmente por el contacto que había entre las mismas arenas.



III. Al terminar con la siembra se procedió a volver al laboratorio de silvicultura y se peso el lote para ver la cantidad de semillas utilizadas en el proceso de la siembra de almácigos.

RESULTADOS

• Tecoma stans

- Peso de semillas sembradas: 20g
- Numero aprox. de semillas sembradas:3540
- Nº de semillas que germinaron :54
- % germinación en vivero: 1.52%
- % de germinación en laboratorio: 20%

• Melia azedarach

-  Peso de semillas sembradas: 127.38 g 
- Numero de semillas totales sembradas: 400
- Nº de semillas que germinaron: 0 
- % germinación en vivero: 0%
- % de germinación en laboratorio: 0%

• Parkinsonia aculeata

- Peso de semillas sembradas: 250g
- Numero de semillas totales sembradas:2000
- Nº de semillas que germinaron : 142
- % germinación en vivero: 7.1%
- % de germinación en laboratorio: 67%


DISCUSIÓN

• El número de semillas utilizadas difirió respecto a la especie, tamaño de semilla y método de siembra.

• La especie Melia azedarach no presento germinación tanto en el laboratorio como en el vivero.

• La especie Parkinsonia aculeata presento una buena germinación al inicio posteriormente muriendo muchas de las plantas germinadas, perdiéndose producción.

• La especie Tecoma Stans presento una germinación irregular y escasa.

• La germinación en el vivero en las camas de almácigos fue muy reducida, se observo una germinación desigual que no pudo ser evaluada bajo los parámetros normales de lo contrario generaría una información que no es real.

• La cama de almácigos presento niveles de humedad distintos en su distribución.

• Al momento del repique no todos las semillas germinadas estuvieron aptas para pasar a esta siguiente fase.

• Los porcentajes de germinación fueron superiores en el laboratorio respecto al vivero.

CONCLUSIONES

• El numero de semillas usadas en las camas de almácigos dependen en gran medida de la especie a sembrar, dependiendo de esta y sus características concluimos que las semillas pequeñas al ser sembradas al voleo requieren de un mayor numero que se encuentra en relación a su peso, las semillas medianas requerirán un numero mayor a las anteriores al ser sembradas por hileras separadas una pequeña distancia y las semillas grandes sembradas por golpe son contabilizadas con mayor exactitud.

• La especie que no presenta germinación alguna o esta es muy baja bajo ninguna condición, ya sea en el laboratorio como en el vivero , puede ser ocasionada por numerosos factores, todos asociados a la calidad de la semilla o a un mal tratamiento de conservación así algunas de las posibles causas de estos resultados son:

- La semilla recolectada no es viable.

- Los árboles semilleros no son buenos.

- La semilla sufrió ataque de hongos.

- La recolección no se dio en el momento adecuado.

- Semillas inmaduras.

- Los tratamientos para la conservación de las semillas fue malo.

- La conservación de las semillas no fue buena.

• El seguimiento de la germinación y desarrollo de las semillas en la cama de almácigos es fundamental para poder observar las condiciones de germinación, en especial la humedad de la cama y la aparición de enfermedades o plagas.

• No se puede aplicar una evaluación de las camas de almácigos bajo los parámetros normalmente usados cuando no existe una germinación regular o esta presenta muchos problemas en este caso se aplica una evaluación de sobrevivencia.

• La composición de la cama de almácigos y su ubicación respecto a factores fundamentales como el drenaje de agua y la luz que determina la temperatura ligada a la vez con la humedad, son factores de suma importancia para tomar medidas adecuadas respecto a la cantidad de agua empleada en el riego y la distribución de las semillas en la cama.

• El repique nos permite realizar una especie de selección de los almácigos con mejores condiciones mejorando la calidad de producción pero a la vez reduce nuestra cantidad de producción.

• La diferencia en cuanto a la germinación en el laboratorio y el vivero nos permiten concluir la importancia del ambiente durante la germinación y nos dan una idea del potencial de germinación al que debemos aspirar en el vivero.

RECOMENDACIONES

• Determinar la cantidad de semilla que se va requerir por m2 en una cama de almacigo, tomando en cuenta las características de las semilla de la especie a utilizar.

• Realizar una buena recolección de semillas, teniendo en consideración todos los factores que nos determinan una buena calidad de semilla, realizar una buena elección del árbol semillero, recolectar en la época adecuada, asegurarnos que las semillas sean viables, realizar una buena limpieza, secado (si se requiere) y selección de las mismas, asegurándonos que estén libres de enfermedades y ataques de plagas u hongos, conservarlas de la mejor manera a una temperatura y  humedad adecuada.

• Asegurarnos de tener una buena cama de almácigos, tener en cuenta los factores que influyen en la cama y las determinaciones a tomar de acuerdo a esto. 

• Realizar un seguimiento cuidadoso de la germinación y establecimiento de las semillas.

• Seleccionar al momento del repique las plántulas más vigorosas y con mayor probabilidad de éxito en el futuro.

• Buscar siempre mejores niveles de germinación con la finalidad de mejorar nuestra producción y por consiguiente nuestra rentabilidad.

BIBLIOGRAFÍA

• http://www.pnuma.org/manualtecnico/pdf/38-58.pdf
• Manual técnico para plantaciones forestales, realizado por el PNUMA
• http://www.rlc.fao.org/es/agricultura/aup/pdf/flota.pdf
• Manual técnico de almaciguera flotante de la almaciguera, realizado por la universidad de Talca, Chile y la Organización de las naciones unidad para la agricultura y la alimentación FAO.
• http://cedinfor.lamolina.edu.pe/Articulos_RFP/Vol01_no1_Abr67_(01)/vol1_no1_art2.pdf
• Estudio de la chupadera fungosa en almácigos peruanos, realizado por el profesor Bazan del departamento de agronomía.
•http://www.fupronay.org.mx/ARCHIVOS%20DE%20LA%20BIBLIOTECA/ArchivosPDF%20GUIA%20TECNICA%20DEL%20ESTADO%20DE%20NAYARIT/CHILE%20ANCHO58748.pdf
• Guía para la asistencia Técnica Agrícola de Nayarit

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites